Los padres o familiares deben considerar varios factores antes de asignar un nombre de mascota a un niño. Es probable que el nombre para llamar la atención negativa o comentarios negativos en su vida futura? ¿El niño va a estar a gusto con el nombre o el resentimiento que el puesto del niño y pasar el resto de su vida explicando el apodo? 

(Euricsanti). - El sobrenombre es una forma aparentemente cariñosa de agredir y discriminar; significa el intento de rebajar al otro a la altura del que se atreve a etiquetarlo, subrayando usualmente una falla, un defecto o una característica física anormal, expresando la disposición de no considerarlo digno de ser llamado por su propio nombre. 

Un sobrenombre puede acompañar a una persona hasta su tumba, porque se seguirá llamando “chiquito” aunque sea grande, “gordo” aunque haya adelgazado, “petiso” aunque haya crecido normalmente, negra aunque sea blanca, vieja aunque sea joven. 

Los sobrenombres en general degradan e intentan poner a la víctima en ridículo. 

Los alias describen una singular característica o un calificativo, como alias el chino, el doctor, el maestro, el guapo, etc., generalmente usado en los grupos de barrio y en las pandillas callejeras. 

Es que cuanto más fracasan los amigos y más torpes se muestran, mejor se pueden sentir quienes no tienen nada de que enorgullecerse. 

Mi hermana mayor se llama Marta, pero mi tío la llamó Negra desde que nació, porque era blanca pero de pelo negro. 

Tener dos nombres es una pesada carga, produce problemas de identidad, baja autoestima y uno se siente como si fuera dos personas. 

Desde el punto de vista psicológico, si tuviera que interpretar una cuestión del doble nombre falso diría que soy un fraude, alguien que prefiere el apellido de su marido al suyo y que usa el sobrenombre, a pesar de haberlo odiado siempre, en lugar de su nombre verdadero. Una contradicción que a mi misma me cuesta entender; pero todos sabemos que nadie es perfecto y yo menos. 

Los sobrenombres afectan la autoestima, producen problemas de identidad y si son discriminatorios o señalan defectos físicos, resultan ofensivos y degradantes. 

Los sobrenombres dejan una huella profunda a nivel neuronal, o sea que influyen en la química de las conexiones nerviosas del cerebro y pueden condicionar la conducta.

Sin embargo, la plasticidad cerebral permite salir de ese condicionamiento y dejar de ser el “Gordo” o el “Loco”, porque también depende en gran parte de ellos mismos. 

Lo que más puede afectar es el rótulo despectivo que ponen los seres queridos, porque son los que se consideran ciertos, los que se creen, los que convencen a la persona que fue etiquetada así, de que es inútil pretender ser alguien diferente. 

Todas las personas desde que nacen son dignas de respeto, y denigrar con un sobrenombre humillante a alguien que no se puede defender porque es pequeño, es cosa de cobardes; de personas resentidas que necesitan agredir a los débiles porque saben que no pueden responder adecuadamente. 

Antes de poner un sobrenombre a alguien hay que pensarlo muy bien, principalmente si es de la familia; intentar primero ponerse en su lugar y tomar conciencia que a esa persona seguramente le será difícil erradicar ese apodo mientras viva; que se convertirá en una carga más de las muchas que deberá llevar en su vida.

 

Los efectos de un apodo 

Los apodos se pueden administrar durante los años de escuela secundaria o la universidad, y éstas se dan a menudo por los amigos. Casi todo el mundo en su propia camarilla tiene una y los efectos de estos, ya sea gratuito o no-no suelen ser perjudiciales. 

• Los años adolescentes son particularmente estresante. La identidad del adolescente está bajo asalto y que está en cuestión como parte de este proceso de crecimiento. Tener un apodo no deseados deben ser evitados. Contrariamente a la vieja rima: “Palos y piedras pueden romper tus huesos,” Los nombres a veces te puede hacer daño. 

• Los apodos suelen sustituir los nombres de pila o dado. Aunque esto puede ser satisfactorio o deseable en algunos casos, el nombre puede ser demasiado permanente para el cambio. He conocido a varios adultos que han querido ser llamado por el nombre en su certificado de nacimiento, sólo para descubrir que era difícil después de muchos años de responder a un apodo. 

• Los nombres de los que implican por lo general diminutas afecto, como Munchkin, se dan a menudo a los niños pequeños, pero rara vez se convierten en un apodo duradero. Se convierten en transitorios y de corta duración y son bastante comunes. 

• Si un niño expresa su desagrado por un apodo en algún momento, los padres deberían considerar abandonar el nombre a favor del nombre o nombres del niño. Obligar al niño a seguir para ir por un nombre unliked puede tener resultados negativos. 

• En algunas situaciones, sin embargo, los niños lo desea, puede incluir un apodo como parte del ritual de convertirse en “uno de la pandilla.” Mientras ellos están contentos con el nombre, los padres deben aceptar este nombre y no objeciones de voz. Estos nombres, también, a menudo son de corta duración y no se pegan con la persona durante toda la vida. 

• Los apodos pueden ser divertidas y añadir una dimensión psicológica saludable en la vida de una persona. 

Recuerde, sin embargo, que un nombre puede estar con una persona para toda la vida, e incluso puede definir ciertos elementos de la vida para ellos.

 

Agonizando por culpa de los nombres 

Los padres que recibieron apodos hirientes cuando eran niños son más propensos a sentirse temorosos cuando deben elegir el nombre de su bebé. Ellos recuerdan el enorme dolor que padecieron. Es por ello que examinarán uno y otro nombre a fin de asegurarse de que no haya forma de que dicho nombre se convierta en un apodo que le cause dolor o vergüenza a su hijo/a, antes de atreverse a elegir un nombre en particular para el mismo/a. En mi calidad de mamá de 12 niños, no soy la excepción a la regla, es por esta razón por la cual también he agonizado pensando en los nombres que les podía dar a mis hijos.

 

Proteja a su hijo/a

Es realmente importante darse cuenta de que la forma de llamar a una persona podría dar lugar a formas de intimidación, y por ello debería ser utilizado para proteger la autoestima de su hijo/a. Cualquier cosa realizada por un niño con el propósito específico de causar malestar a otro niño/a puede ser catalogado como una conducta intimidatoria, sin importar si la conducta es secreta o pública. ¡Si su hijo/a está siendo victima, por favor, póngase en contacto con los maestros/as del mismo/a y con los administradores de la escuela, e insista en que hagan algo para subsanar este problema inmediatamente

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

 

              

Nublado

23°C

Corrientes, Argentina

Nublado

Humedad: 85%

Viento: 17.70 km/h

 

 

Instalar Flash Player

 

 

 

       

 

 
 

HOROSCOPO
Descubre Tu Destino Para
El Dia de Hoy

COTIZACION DOLAR

2001870
HoyHoy2942
AyerAyer27711
Esta SemanaEsta Semana87643
Este MesEste Mes333583
Todos Los DiasTodos Los Dias2001870