A partir del aumento de la cosecha, el año pasado se embarcaron 43 millones de toneladas de soja, harina y aceite, según la Bolsa cordobesa.

El año pasado, las ventas globales del complejo sojero Argentino, uno de los más competitivos del mundo, batieron récords. Se embarcaron hacia distintos mercados 43 millones de toneladas de la cosecha como “poroto”, aceite y harinas proteicas, según un informe que acaba de publicar la Bolsa de Cereales de Córdoba. Es un 50% más que el 2014. La principal causa es el fuerte aumento en el volumen de producción de la oleaginosa, ya que el otoño se superaron las 60 millones de toneladas en el marco de una trilla histórica.

 

El problema es que la cosecha no “rindió” porque la cotización osciló alrededor de los 300 dólares por tonelada, menos de la mitad que el pico que había alcanzado en 2012, cuando llegó a valer 650 dólares por tonelada.

“La caída en los precios internacionales de los tres productos redujo el impacto monetario en el valor de las exportaciones del complejo de soja. Si se toman los precios promedio para 2014 y 2015, la cotización de la soja sin procesar cayó un 23%, la de la harina de soja un 25% y el aceite perdió un 18% de su valor”, precisa el trabajo de la Bolsa cordobesa.

A pesar de esta coyuntura de precios, el valor de las exportaciones ascendió a 17.500 millones de dólares, una cifra que también es histórica. La diferencia es que “sólo” es un 19% más que el montó exportado en 2014 expresado en divisas, contra un 50% que se creció en el volumen de la cosecha que se embarcó (y que representa, aproximadamente, el 70% del total trillado por los productores argentinos durante la campaña pasada).

El trabajo de la Bolsa cordobesa precisa que las exportaciones de aceite de soja fueron las que crecieron a mayor ritmo: aumentaron un 164% en comparación con el 2014. El “poroto” creció un 74% y la harina de soja un 29%.

Al analizar la composición de las ventas del polo sojero al exterior, la harina de soja es el componente más importante, con el 57% del total, seguida por el “poroto” (31%) y el aceite (12%).

En cuanto a los destinos de los productos del complejo sojero, el 84% de la soja sin procesar se embarcó hacia China, el principal mercado del polo oleaginoso argentino, en donde se procesa para alimentar sobre todo cerdos y peces, cuyo consumo se disparó en los últimos 15 años por el crecimiento económico de la población en el gigante asiático.

El otro gran cliente es la India, a donde va a parar la mitad del aceite de soja que exporta la Argentina (52%). El resto se vendió a otros países del mercado asiático y también de América Latina.

“La harina de soja, el rubro más importante del complejo, tiene una mayor diversificación en sus destinos. Los más importantes son Vietnam, Indonesia y España. La Argentina es el primer exportador mundial, tanto de harina como de aceite de soja, con cerca de la mitad del comercio mundial de ambos productos”, destaca el trabajo de la Bolsa cordobesa.

Esta tendencia en el comercio mundial de la oleaginosa se relaciona con la competitividad de los complejos de crushing que se concentran en el Gran Rosario. El polo de molienda argentino puede procesar más de 200.000 toneladas por día (unas 68,3 millones de toneladas anuales), según los datos de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). Es una cifra similar a la de Estados Unidos y que permite contar con capacidad para procesar una parte de la soja que se cosecha en Paraguay y Bolivia, en donde viene creciendo la producción campaña tras campaña.

Los brasileños, en cambio, a pesar de que logran una cosecha mayor que la argentina, que oscila cerca de las 100 millones de toneladas, cuentan con una capacidad de molienda activa de 138.000 toneladas (y pueden procesar unas 45 millones de toneladas de soja por año).

La mayor escala de su complejo sojero le permite a la Argentina procesar el 70% de su cosecha y así exportar un mayor porcentaje de la producción como harina, aceite y biodiésel, lo que implica un mayor valor agregado y la generación de empleo local. Los brasileños tienen capacidad para industrializar el 45% de su producción sojera, la más importante del mundo junto a Estados Unidos.

El estudio también demuestra el peso que tiene el complejo sojero, a pesar de que se atraviesa una coyuntura de precios bajos, en la balanza exportadora que lidera con mucho margen y en la generación de las divisas que la Argentina necesita. Así Lo Informo Clarín. en su Portal digital

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

           

Mayormente nublado

26°C

Corrientes, Argentina

Mayormente nublado

Humedad: 85%

Viento: 17.70 km/h

 

 

       

 

 
 

HOROSCOPO
Descubre Tu Destino Para
El Dia de Hoy