El intendente Victor Giraud fiscalizó, esta mañana, las tareas de los equipos y máquinas del municipio en diferentes barrios de la ciudad, que intentan paliar las consecuencias del fenómeno climático El Niño.

Se intensifican los trabajos de cuneteo, limpieza de desagües y arroyos en varios sectores, producto de la crecida del río Uruguay y de los últimos temporales que azotaron esta ciudad. Hay seis puntos en todo el radio urbano interrumpidos al tránsito vehicular, o con media calzada únicamente habilitada, con señalización de peligro. El objetivo es solucionar el paso en estos lugares antes de que el tiempo vuelva a complicar sus arreglos.
Uno de los equipos se encargó de volver a canalizar la zona de barrios Invico y Chacra 44. El lunes se concluyó ese trabajo con las máquinas municipales, y ayer comenzaron en la avenida Artigas, pasando Roque Sáenz Peña, al SE de la ciudad, uno de los lugares más críticos en este momento. Previamente se realizó la limpieza en el arroyo Tapera, detrás de la avenida Artigas, y ahora se arrancó con la avenida propiamente dicha, que se encuentra interrumpida al tránsito después del temporal del 23 de diciembre.
Otro equipo se encuentra abocado a la zona de Juan Saval desde Sáenz Peña hacia el Cementerio, con cuneteo, limpieza de desagües y mejoramiento, para optimizar el escurrimiento de las aguas.
Y el tercer equipo se encuentra en el barrio Epam hacia los barrios el Sarmiento e Itacuá, también con cuneteo, limpieza de desagües y mejoramiento de las calles.
Con estos trabajos se busca evitar anegamientos que podrían ser producidos por las fuertes precipitaciones que trae consigo a esta región la corriente El Niño, un fenómeno climático que afecta en este verano a varias provincias.

 

Cadena de Radios.-

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

           

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HOROSCOPO
Descubre Tu Destino Para
El Dia de Hoy