Franco Schillaci, hermano de Víctor, uno de los tres prófugos del penal de Alvear, realizó fuertes declaraciones y aseguró que su familiar y los hermanos Lanatta "van a aparecer muertos". "Está todo armado, no se escaparon, sino que los sacaron", admitió.

 

Un hermano de Víctor Gabriel Schillaci que el domingo por la noche fue demorado cuando le secuestraron una camioneta 4X4 ante la sospecha de que pudo darle apoyo a los tres condenados por el triple crimen de General Rodríguez que se fugaron de la cárcel, aseguró que su hermano y los Lanatta “van a aparecer muertos”.

Se trata de Franco Schillaci (32), hermano de Víctor, uno de los tres evadidos condenados por el triple crimen, quien nunca estuvo imputado ni relacionado a la causa de los homicidios, pero quien figura en los legajos penitenciarios como una de las visitas frecuentes de Schillaci en el penal de Alvear.

“Yo no sé nada de mi hermano. No sé si fue una fuga o si los sacaron. Adentro del penal no los podían asesinar. Ellos van a aparecer muertos”, dijo este hermano de Schillaci en diálogo con el canal C5N. Aseguró que en su opinión, a su hermano Víctor y a los hermanos Martín y Cristian Lanatta, “los dejaron salir para asesinarlos o los tienen secuestrados”.

Además, Franco afirmó tener la sospecha que detrás de este supuesto plan para matar a su hermano y a los Lanatta está el ex jefe de gabinete Aníbal Fernández, porque Martín Lanatta “declaró contra él” en la causa del triple crimen. “A la mujer de Martín (Lanatta) la cagaron a palos, a mí me tirotearon el negocio y tuve que cerrar. Los policías vienen y te aprietan que vienen de parte de Aníbal Fernández para que mi hermano cierre la boca”, contó.

Dijo que a sus hermanos y a los Lanatta los condenaron “sin una prueba” y que “Aníbal Fernández le pagó al fiscal (Juan Ignacio) Bidone para que no lo nombren” en el expediente y “armó toda la causa”. “Si los encuentran en la calle, la policía los van a matar. Dicen que se llevaron armas y esa información la dieron a conocer no para que les de la voz de alto, sino para que los maten”, señaló.

Si bien en la entrevista Franco Schillaci negó haber sido aprehendido anoche, fuentes policiales y judiciales confirmaron a Télam que fue demorado unas horas y quedó imputado en una causa por “resistencia a la autoridad” que tramita en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 descentralizada de Berazategui, a cargo del fiscal Carlos Riera.

Camioneta secuestrada

El domingo por la noche, detectives de la Superintendencia de Investigaciones en Función Judicial de la policía bonaerense fueron a secuestrar al domicilio de Franco Schillaci de la Calle 27 N° 4119, entre 141 y 142, de la localidad de Berazategui, su camioneta Toyota Hilux.

Fuentes policiales explicaron que la sospecha es que el vehículo le dio apoyo a su hermano y a los hermanos Martín y Christian Lanatta para continuar la huida cuando abandonaron el auto Fiat 128 que habían robado a un agente penitenciario dentro del penal.

La camioneta Hilux quedó secuestrada a disposición de la Policía Científica, que ya realizaba pericias de ADN y rastros para determinar la presencia de los evadidos. Cronica.-

           

Mayormente nublado

27°C

Corrientes, Argentina

Mayormente nublado

Humedad: 70%

Viento: 20.92 km/h

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HOROSCOPO
Descubre Tu Destino Para
El Dia de Hoy