Un habitante de la localidad santafesina de Cayastá cedió sus tres equinos a los agentes de la fuerza de seguridad de esa provincia para que pudieran acceder al área de difícil acceso donde se escondían los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci. 

 

Un vecino de la localidad santafesina de Cayastá le prestó sus tres caballos a la policía para que pudieran acceder a la zona de arroceras donde estaban ocultos los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci.

"Acá somos todos conocidos, así que me pidieron colaboración y yo puse a su diposición mi carro y los caballos. Teníamos que hacerlo entre todos", contó Juan Carlos, un ganadero local, a medios televisivos. 

 

Cronica.-

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

           

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HOROSCOPO
Descubre Tu Destino Para
El Dia de Hoy