A lo largo de la historia una de las preocupaciones, tanto de hombres como de mujeres, ha sido conservar la juventud durante el mayor tiempo posible, y es un hecho que, hoy por hoy, sigue siendo un tema de interés.

 

Todos nos preocupamos por mantenernos en forma, con buen aspecto y sobre todo sanos, retrasando al máximo los efectos del paso del tiempo en nuestro cuerpo. Pero ¿es posible posponer el envejecimiento o mitigar su impacto?

Hoy en día se ha podido observar cómo los años parecen no afectar a todos por igual, y aunque es evidente que la genética juega un papel importante, existen una serie de factores que podemos modificar para que actúen a nuestro favor. A lo largo de las últimas décadas, la Ciencia Moderna nos ha demostrado claramente que uno de estos factores, si no el más importante, es la alimentación.

Nuestro estilo de vida y aquello que comemos es fundamental a la hora de crear nuestra dieta antiedad, ya que existen una serie de alimentos que nos ayudarán a conservar nuestra salud y juventud durante más tiempo.

 

Si quieres que tu alimentación sea una auténtica cura de rejuvenecimiento no olvides incluir en la cesta de la compra estos alimentos:

 

Infusiones ricas en antioxidantes que ayudan a eliminar toxinas e hidratan. Para esto son ideales las infusiones de té verde, rojo o blanco y también el té de rooibos.

Alimentos frescos como frutas y verduras. Llenan el organismo de vitaminas, fibra y antioxidantes. Algunas de las frutas con mayor cantidad de antioxidantes son: fresas, moras, arándanos, frambuesas, naranja, mandarina, pomelo, granada y uvas.

Entre las verduras y hortalizas más “rejuvenecedoras” se encuentran el repollo, la coliflor, las espinacas, la zanahoria, la calabaza, la cebolla y el tomate.

Pescado azul y blanco. El pescado es una fuente de proteínas de gran valor biológico y de grasas saludables como los ácidos grasos omega 3, por ello no debe nunca faltar en nuestra dieta antiedad.

Hierbas aromáticas como orégano, perejil, curry, eneldo y cúrcuma. Estas hierbas enriquecen los platos con una dosis extra de antioxidantes a la vez que mejoran su sabor y permiten reducir la cantidad de sal.

Cereales integrales y legumbres aportan los carbohidratos complejos, la fibra y las proteínas que necesita el cuerpo.

El chocolate negro es rico en antioxidantes y también en triptófano, un aminoácido necesario en la síntesis de serotonina, por lo que es un alimento adecuado para ayudar a controlar y reducir el estrés.

Para seguir nuestra dieta antiedad no hay que olvidarse de comer de forma equilibrada, hidratar el cuerpo aportando la cantidad necesaria de agua e incluir las ensaladas en los menús diarios, pero sobre todo hay que conseguir que la alimentación sea diferente e imaginativa introduciendo recetas divertidas y variadas.

¡Apúntate a la dieta antiedad!

 

DMedicina.-

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

           

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HOROSCOPO
Descubre Tu Destino Para
El Dia de Hoy