La lasaña de carne picada es una receta de esas de toda la vida que nunca falla. Gusta a mayores y a pequeños. Su elaboración, no es excepcionalmente difícil, aunque, sí que hay que seguir una serie de pasos para realizarla. No obstante, hasta los más principiantes en la cocina serán capaces de prepararla.

(Cocina Casera y Facil). - Para su elaboración, haremos una salsa de carne y una salsa bechamel, que le añadirá cremosidad y sabor adicional. Ambas salsas se detallan a continuación. 

Ingredientes para 2 personas

8 placas de pasta para lasaña

1 cebolla

1 pimiento verde

1/2 pimiento rojo

2 dientes de ajo

500g de carne picada

250g de tomate frito (salsa de tomate)

Orégano seco

Aceite

Sal y pimienta

Un puñado de queso rallado

 

Para la salsa bechamel

800ml de leche

65 g de aceite o de mantequilla

65g de harina de trigo para todo uso

sal

Un puñado de queso rallado

 

Preparación

En una sartén con un chorrito de aceite, ponemos la cebolla, los pimientos y el ajo, todo picado muy finito. Salpimentamos y lo sofreímos durante unos 10 minutos, mientras removemos de vez en cuando.

Cuando la verdura se haya ablandado un poco, añadimos la carne picada. La salpimentamos y con una cuchara de palo la desmenuzamos y la integramos bien con la verdura. Dejamos cocinar un par de minutos más

Cuando se haya cocinado añadimos el tomate frito y espolvoreamos con orégano seco. Removemos y dejamos cocinar todo durante alrededor de media hora. Que se evapore parte del agua que suelta la verdura y la carne picada.

Mientras tanto preparamos la salsa bechamel. Para ello ponemos la mantequilla, o aceite, en otra cazuela y lo calentamos a fuego suave.

Una vez caliente añadimos la harina. Mezclamos ambos ingredientes removiendo constantemente con una varilla durante unos 3 minutos

Pasado el tiempo, añadimos 200 ml de la leche y seguimos removiendo con la varilla. Esperemos que se caliente la mezcla y se integre. Al principio, quedará un mazacote bastante sólido

Echamos otros 200ml de leche y repetimos el paso anterior. Quedará una salsa muy densa pero ya no tan «mazacote»

Echamos los 400ml de la leche restante y mezclamos. Ahora quedará una salsa muy fina. Así la queremos para nuestra lasaña de carne picada. Añadimos un puñadito de queso a la salsa y una pizca de sal y después, dejamos cocinar 10 minutos más

Hecho todo esto montamos la lasaña. Si utilizas placas de lasaña precocidas mejor que mejor. Hoy en día ya las venden en cualquier mercado. Si no, deberás cocerlas siguiendo las instrucciones del fabricante, antes de comenzar a montarla.

En un molde ponemos unas cucharadas de la salsa bechamel. A modo de base para que no se pegue después la lasaña de carne al mismo. Después con una cuchara lo esparcimos por toda su superficie

Hecho esto, ponemos unas placas sobre el molde. Tantas como personas vayan a comer (2 placas de base=2 personas). Encima, ponemos unas cucharadas de la salsa de carne y verduras, esparciéndola por toda la superficie de las placas, y encima unas cucharadas de bechamel, esparciéndola por toda la superficie de la salsa de carne. Cerramos con dos placas de lasaña más y ya tendremos lista el primer piso de nuestra lasaña

Repetimos el paso anterior hasta haber hecho dos pisos más. En total, con una lasaña de tres pisos, debería ser suficiente

Una vez montada, le ponemos la bechamel restante por encima. Espolvoreamos con más queso rallado y la metemos al horno, calor arriba y abajo, a 200ºC. Durante unos 25 minutos.

Como decía, hacer una lasaña de carne picada son unos cuantos pasos, pero es fácil de hacer. Y tampoco se tarda demasiado tiempo ¡Menos aún si utilizas placas de lasaña precocidas!