Alitas de pollo a la cerveza. Las alitas de pollo son consideradas en muchos países como un snack. Esta parte del pollo es muy demandada en gastronomía para elaborar aperitivos o entrantes fáciles y rápidos perfectos para cualquier ocasión.

(Cocina Casera y Facil). - Existen muchos mitos sobre los riesgos que corremos si consumimos alitas de pollo muy a menudo. La carne del pollo contiene muy poca grasa, sobre todo si consumimos la pechuga o los muslos de esta ave.

Las alitas tienen también poca grasa, lo que ocurre es que cuando las cocinamos, solemos elaborar recetas de alitas fritas o nos comemos incluso su piel y con aderezos dulces y cremosos. Es por ello que las alitas de pollo tienen la fama de que «son malas para nuestra salud».

La receta que vamos a preparar a continuación es mucho más saludable. Vamos a hacer unas alitas de pollo a la cerveza al horno. De este modo, este plato tendrá mucha menos grasa que si lo servimos frito. Veamos a continuación como preparar esta deliciosa receta con unos sencillos pasos:

 

Ingredientes para 4 personas

1kg de alitas de pollo

1 lata de cerveza

2 dientes de ajo

1 cucharadita de tomillo

1 cucharadita de orégano

1 cucharadita de romero

1 puñadito de perejil fresco

sal y pimienta

aceite de oliva

 

Preparación

1.- En un recipiente amplio, colocamos las alitas de pollo y la cerveza. A continuación, añadimos los dientes de ajo enteros y el perejil bien picado. Agregamos también el tomillo, el orégano, el romero y salpimentamos. Ponemos un chorrito de aceite y removemos todos estos ingredientes para que se mezclen bien. Dejamos reposar unos 30 minutos para que las alitas de pollo se impregnen con las especias y la cerveza.

2.- Hecho esto, en una fuente de horno, colocamos las alitas de pollo a la cerveza marinadas y los ajos y sobre ellos, añadimos un chorrito del líquido que nos ha sobrado del marinado. Introducimos la fuente en el horno, previamente calentado a 180ºC, calor arriba y abajo, y dejamos que se cocine alrededor de unos 30 minutos.

3.- Pasado este tiempo, cuando las alitas hayan cogido un poco de color, retiramos la fuente del horno. Damos la vuelta a las alitas, añadimos otro poco más del líquido del marinado y las volvemos a introducir en el horno. Dejamos que se cocine todo otros 30 minutos más por su otra cara, hasta que queden bien doradas. Servimos inmediatamente.

Con solamente 3 sencillos pasos hemos preparado unas deliciosas alitas de pollo a la cerveza. Una receta pensada para los amantes de la carne de pollo perfecta para tomar como aperitivo en cualquier ocasión. ¡Pruébala y sorprende a todos tus invitados!