Se me ocurrió que comer siempre pizza de una sola forma puede llegar a ser un poco aburrido, rutinario y hasta cansador, sobre todo cuando son gruesas, con mucha masa. Generalmente son la sobra de cualquier reunión.

(Recetas Simples). - Con esta presentación no es necesario cortar porciones, solo hay que separarlas. Directamente las preparamos como queremos, grandes o chicas, le colocamos lo que queremos, que hasta puede ser solo salsa y queso. Para este caso debemos cuidar que el queso sea duro y la salsa sequita.

El queso a utilizar debe ser duro porque no se tiene que derretir mucho para que no se escape. Puede ser mozarella o cáscara colorada o barra)

Se puede preparar con anticipación y calentar en el momento de servir, aunque fría también queda muy rica.

 

Ingredientes

1/2 masa multiuso

200 g de queso mozarella

100 g de jamón

50 g de aceitunas cortaditas

salsa para pizza c/n

 

Preparación 

Estiramos la masa en forma rectangular.

Cortamos bien chiquito o rallamos el queso y distribuimos sobre la masa (tiene que ser un queso mas bien duro), dejando unos dos dedos libres en los bordes.

Sobre el queso distribuimos la salsa (que debe estar bien sequita), el jamón cortado en tiritas chicas y las aceitunas.

Enrollamos, mojamos el borde con agua y cortamos en rodajas de cuatro centímetros aproximadamente.

Colocamos en placa aceitada, una al lado de la otra. Dejamos leudar 30 minutos y llevamos a horno moderado unos 30 minutos o hasta que los bordes estén doraditos.