La abuela, que no notó ningún parecido familiar en la criatura, pensó que se habían equivocado de bebé. Sin poder creer el planteo, las autoridades médicas comentaron que ese día sólo había nacido un varón en el lugar, por lo que no había ninguna posibilidad de error. Tras esta explicación, aguantando la supuesta fealdad del niño, la abuela y la madre del pibe volvieron a sus casas.

(Crónica). - La bestialidad humana no conoce límites. En Colombia, una mujer intentó devolver a su nieto a la clínica en la que había nacido por considerarlo “muy feo” y porque no se parecía en nada a los miembros de su familia.

Este increíble hecho ocurrió en la ciudad de Santa Marta, donde la mujer llevó al sanatorio a la mamá de la criatura con la intención de devolver al niño y hasta consultó si no le habían entregado a uno equivocado.

Además, los médicos le ofrecieron ayuda psicológica para que pueda superar semejante trauma.