Pin It

Falta cada vez menos y Cristina Kirchner mantiene su postura: quiere que la ceremonia se realice en el Congreso. Macri pide que sea en Casa Rosada, para evitar el copamiento de La Cámpora, y adelantó el cronograma. Sin embargo, el kirchnerismo realiza preparativos en otro lado, donde dice CFK 

 

 Presidente electo, Mauricio Macri volvió a referirse a la entrega de atributos de mando: "Si la Presidenta no quiere entregar los atributos, lo hará la Corte Suprema".

Además, recordó que el reglamento de ceremonial de la Casa Rosada "dice que la entrega del mando debe hacerse en el Salón Blanco" del palacio de Gobierno.

"Le dije a la Presidenta que reconsidere su postura y que nos acompañe en el Salón Blanco", expresó.

Y reveló que en una comunicación telefónica mantenida con CFK le transmitió su decisión de "respetar la tradición" del traspaso y su intención de que ella participe de la ceremonia en la Casa Rosada.

Sin embargo, sostuvo que la actual jefa de Estado se mantuvo en su postura respecto de que la entrega del bastón de mando se realice en el Congreso.

Papelón internacional en puerta

La comunicación del sábado por la tarde entre Mauricio Macri y Cristina Kirchner se concretó al cabo de una semana de cruces entre ambas fuerzas políticas por la organización.

Sin consultar con el espacio Cambiemos, el actual Gobierno avanzó con los preparativos y programó el total de la ceremonia en el Congreso de la Nación. 

Apenas se conoció esa decisión, Macri presentó sus reparos y reiteró que su intención era que el traspaso se haga en la Casa Rosada. Sin embargo, el planteo fue desoído -e incluso rechazado- y el kirchnerismo continuó con las acciones de coordinación en otro lugar.

Lo cierto es que las horas pasan, no hay acuerdo entre ambos y el evento, lejos de revitalizar la democracia, se perfila para convertirse en un papelón que el mundo entero mirará por TV.  

El mismo mundo al que luego habrá que ir a pedir crédito. El mismo mundo al que luego se buscará convencer de que Argentina es un país atractivo para que los inversores traigan sus dólares. 

Por lo pronto, este insólito, inesperado y duro cruce entre Cristina Kirchner y Mauricio Macri ha ido ganando inusitada intensidad con el paso de las horas. Y fueron muchas las voces que salieron a embestir contra la actual mandataria.

En este sentido, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, recordó: "Nunca se discutió el tema así, ni en traspasos muy conflictivos como el de la dictadura a la democracia, que fue más extremo, o los que ocurrieron en crisis graves como la de la hiperinflación" de 1989.

"Es una discusión absurda", sostuvo la nueva autoridad de la Cámara alta, que fue nombrado este jueves por sus pares senadores.

"Si la ceremonia se transforma en una batalla campal, lo único que hacemos es dañar a nuestro país sin ninguna necesidad. No tenemos por qué mostrar una imagen así, la Argentina no es eso", agregó.

Pinedo recalcó que "puede haber incidentes si los dirigentes exacerban la confrontación. Hay que actuar con responsabilidad para que eso no pase".

Además, expresó que en esta disputa absurda por el traspaso están en riesgo "el prestigio de la Argentina, de su democracia y la autoridad del Presidente electo, Mauricio Macri".

"No podemos poner en duda eso y dar la sensación que de nuevo la Argentina tiene problemas de gobernabilidad y de no ejercicio del poder. La vida personal de los argentinos es la que está en juego en este tipo de situaciones", afirmó.

El legislador de Cambiemos señaló que es necesario hacer un "acuerdo razonable" en torno a dónde y cómo se hará la ceremonia de traspaso de mando. Sin embargo, se mostró pesimista respecto de que finalmente se arribará a un entendimiento.

Es que el PRO pretende hacerlo en la Casa Rosada -para evitar el copamiento de La Cámpora- mientras que el FpV ya lo está organizando en el Congreso.

"Si no se llega a un acuerdo -añadió Pinedo- se hará lo que diga el Presidente que el pueblo eligió, tomando las medidas del caso para que ello suceda", aclaró.

Además de Pinedo, la vicepresidenta electa, Gabriela Michetti, también se manifestó "indignada" por la forma de proceder de Cristina Kirchner. 

Incluso, señaló que es posible que no se realice el traspaso de atributos. Será así, dijo Michetti, si la Presidenta saliente no acepta que el acto se lleve a cabo en la Casa Rosada, como Mauricio Macri considera que debe ser.

"Estamos peleando lamentablemente por estos temas, tan nimios comparados con los que tiene la Argentina, pero no hay un acuerdo con la organización. Ustedes saben que Mauricio Macri ha definido que la jura se haga en el Congreso y el traspaso de mando en la Casa Rosada, como se debe hacer, porque son dos símbolos diferentes", afirmó.

 "Se hará la jura en el Congreso y luego el Presidente irá a la Casa Rosada, es una cuestión simbólica, no es algo necesarísimo para que el Presidente sea Presidente", , señaló la vicepresidenta electa.

Y recordó: "Vamos a ser Gobierno desde las cero horas del 10 de diciembre. Y si no se puede no habrá traspaso de atributos". 

Michetti consideró que Cristina Kirchner "tiene la idea de tener un acto en el Congreso del estilo que ellos han fogoneado siempre, con la juventud de La Cámpora y todos los sectores que los han apoyado". 

"Hacer un festejo dirigido a la Presidenta saliente no lo podemos permitir, porque es un evento que se televisa al mundo entero", enfatizó.

Otro de los que salió al cruce de la mandataria fue Horacio Rodriguez Larreta: "No es que tiene que haber un acuerdo, el Presidente es el que decide donde recibir los atributos", criticó.

 "No se puede entender por qué siguen poniendo palos en la rueda", continuó. Y recordó: "Cuando Mauricio me contó que lo había llamado Cristina para reunirse me ilusioné", en referencia al encuentro del mandatario electo con la Presidenta en Olivos, en el que al final no se habló del traspaso.

Además, Larreta dijo que si Cristina "no quiere ir" al acto de traspaso de atributos a Macri en la Casa Rosada, no se la puede "obligar", por lo que ratificó las intenciones de Cambiemos para esa ceremonia.

 La diputada electa, Margarita Stolbizer, también alzó su voz. Calificó de "lamentable" y "berreta" la discusión sobre la ceremonia de asunción.

 "La Presidenta se ha creído la dueña de los atributos presidenciales y no la tenedora de esos atributos", enfatizó. 

 "Entramos en el punto del capricho y que hay algunas cosas que son psicológicas", dijo Stolbizer.

Y completó: "Si Cristina Kirchner tiene un proyecto personal de retorno al poder, su salida es de la peor manera. Es increíble que no haya posibilidad de sostener una conversación, un diálogo, una negociación madura".

Más allá del plano político, el orfebre Juan Carlos Pallarols, a cargo del bastón presidencial que recibirá Macri, había denunciado amenazas desde el kirchnerismo para que lo entregue a los funcionarios de la administración saliente. 

"Me dijeron que me iban a mandar a la policía si no les daba el bastón a ellos", declaró. Al hacerse públicos sus dichos, funcionarios de ceremonial tuvieron que salir a pedir disculpas.

En tanto, Macri pidió a los ciudadanos que lo acompañen en el traspaso concurriendo a "las plazas de todo el país". 

No obstante, el gran foco de preocupación está puesto en lo que vaya a suceder en la Plaza de Mayo y en la Plaza de Los Dos Congresos. 

El macrismo teme por los incidentes que puedan ocurrir.

 

Más aun porque Cristina Kirchner convocó a su acto de despedida el miércoles 9 (un día antes del traspado de mando) a la tarde/noche. 

Cree que grupos de militantes permanecerán en la zona. De hecho, la organización Tupac Amaru, de Milagro Sala, ya coordinó la llegada de decenas de micros a ese lugar.

 

La posición K

Desde el kirchnerismo defienden su postura y marcan diferencias con Macri. Afirman que las intenciones de Cambiemos contradicen lo dispuesto por la Constitución Nacional en el artículo 93.

La norma indica que "al tomar posesión de su cargo el Presidente y Vicepresidente prestarán juramento en manos del presidente del Senado y ante el Congreso reunido en Asamblea (...)".

"Se entregan los atributos del mando que son la banda, el bastón y la marcha de Ituzaingó. Los tres se dan en ese momento. No se puede hacer como uno quiere, dicho con todo respeto, no se pueden llevar a Barrio Parque. Se tiene que hacer como dice la Constitución", ironizó el actual jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

El Gobierno nacional respondió también a través del vicepresidente Amado Boudou quien, mediante otro parte de prensa, insistió en que "la transmisión del mando" se realizará "ante la Asamblea Legislativa", en el Congreso, tal como había programado días atrás la actual gestión. 

"La Presidencia del Honorable Senado de la República Argentina comunica que ha puesto a disposición del Presidente entrante el total de las invitaciones para la ceremonia de transmisión del mando a realizarse el día 10 de diciembre a las 12 horas ante la Asamblea Legislativa en el edificio del Congreso Nacional", explica un escueto comunicado firmado por Boudou, en su condición de presidente del Senado de la Nación. 

El Gobierno nacional ya había establecido su propio cronograma para el traspaso del mando. Sin embargo, Michetti advirtió que la intención de Macri era otra.

"Vamos a ser Gobierno desde las cero horas del 10 de diciembre, y si no se puede, no habrá traspaso de atributos", amenazó.

Cronograma

Este sábado por la tarde, Macri dio a conocer "su" programa para el 10 de diciembre, luego de transmitírselo a la presidenta Cristina Kirchner.

Un comunicado divulgado por su equipo precisó que en la charla le transmitió su decisión de "respetar la tradición" del traspaso de los atributos presidenciales. Con ello, quiso decir que la ceremonia se debía realizar en la Casa Rosada y le expresó su intención de que la mandataria saliente esté presente.

 

Cambiemos informó el programa dispuesto el jefe de Estado que tomará funciones el jueves:

-11:15: Salida del Sr. Presidente electo hacia el Congreso de la Nación.

-12:00: Inicio de la Ceremonia de Juramento. Discurso de inicio de su mandato presidencial.

 

-12:45: Fin del Mensaje del Presidente.

 

-12:50: El Presidente y Sra. inician el desplazamiento hacia la Casa de Gobierno.

 

-13:30: Ceremonia de traspaso de los atributos del mando. Salón Blanco, Casa de Gobierno.

 

-14:00: Fin de la ceremonia.

 

-17:15: Salida del Presidente y Sra. hacia el Palacio San Martín.

 

-17:30: Arribo al Palacio San Martín para el Saludo a Delegaciones Extranjeras.

 

-18:40: Salida del Presidente y Sra. con destino a Casa de Gobierno.

 

-19:00: Ceremonia de Juramento de los integrantes del Gabinete Nacional.

 

-20:30: Fin de la Ceremonia de Juramento.

 

-21:30: Arribo del Presidente al Teatro Colón. Inicio de Función Especial por Asunción del Mando.

 

-22:15: Recepción a los invitados asistentes a la Función Especial.

 

Claro que este cronograma que anunció Macri difiere de los planes que ya tiene en ejecución el kirchnerismo.

Por su parte, El Gobierno publicó en su cuenta de Twitter, de la Casa Rosada, que el traspaso de mando será el jueves "a partir de las 11 horas, en el Congreso de la Nación".

También, se puede ver en un video -que el oficialismo se encargó de difundir- cómo se realizan los preparativos en ese lugar. 

Quien no jugó a favor de la Cristina Kirchner fue Zamba, su dibujito preferido.

Se emite por Paka Paka. En una de sus capítulos sostiene que el traspaso de mando debe hacerse en Casa Rosada, tal como puede observarse:

 

Hace pocos días, Cristina Kirchner había ensalzado esta serie televisiva: "Ahora no nos meten más el Pato Donald. Ahora tenemos a Zamba, a San Martín, a Belgrano, a la Juana Azurduy. Ahora tenemos nuestros propios héroes".

 El dibujo animado nacional, se basa en un niño argentino que recorre la historia del país a través del tiempo. CFK defendió al personaje autóctono. "Zamba sí, Pato Donald no", señaló en referencia al personaje creado por Walt Disney en Estados Unidos. 

Ahora que salió a la luz que Zamba va en contra de su postura y juega a favor de Macri, algunos ya se animan a decir que el simpático dibujito tiene los días contados.

 

 

Iprofesional.-