El fiscal Federico Delgado quien tiene a su  cargo la investigación de la causa de los Panamá Papers, ayer apenas culminó el receso judicial de enero, con un extenso escrito le requirió, al juez Sebastián Casanello profundizar la búsqueda de pruebas para darle una respuesta rápida a la sociedad.

(Corrientes Virtual). - El fiscal de la causa de los Panamá Papers pretende imprimirle celeridad al expediente judicial a fin de darle una repuesta rápida a la sociedad en la causa que implica al presidente Mauricio Macri desde el inicio de su gestión. 

En esta investigación, el fiscal pidió poner la lupa sobre los movimientos financieros de Franco Macri, padre del Presidente de la Nación.

Recordemos que Franco Macri se hizo responsable de los negocios realizados con la firma offshore Fleg Trading, de Bahamas, y aseguró que todo fue debidamente declarado ante las autoridades.

El fiscal Delgado recordó que la causa de los Panamá Papers investiga dos hipótesis. Por un lado, si Mauricio Macri omitió maliciosamente informar dos sociedades off Shore en su declaración jurada. 

Y por el otro, estipular si se realizaron maniobras de lavado de dinero.

Franco Macri quedó más complicado luego de reconocer que fue él quien, en el año 1998, dispuso de US$ 9,5 millones para que la off Shore Fleg Trading comprara el 99% de las acciones de la firma Owners do Brasil, en el país vecino. 

Franco presentó en la Justicia una certificación contable, para demostrar que sus hijos tuvieron un rol meramente nominal en la operación.

 

El fiscal entiende que se debe determinar el origen de los US$ 9,5 millones que mencionó Franco Macri 

Es que, según especificó, Fleg Trading nació el 31 de marzo de 1998. Pero el empresario pagó por las acciones de Owners el 1° de enero de 1998, según la certificación contable. Es decir que primero pagó y tres meses después constituyó Fleg, apuntó Delgado.

Hay que obtener informes bancarios y compararlos con otras fechas y hechos, ya que su resultado podría significar el camino del expediente, le requirió el fiscal a Casanello.

Por otro lado, Delgado pidió estipular si correspondería una sanción por lavado de dinero, ya que este delito comenzó a regir en el año 2011 y las operaciones sospechadas serían previas.

 

¿Cual fue el rol del Presidente?

En su escrito, Delgado solicitó determinar si Mauricio Macri tuvo parte en el entramado de operaciones o fue sólo su padre. 

El señor Presidente fue parte de un conglomerado empresarial mucho más amplio, puntualizó el fiscal.

Se quejó, también, por la falta de herramientas para la investigación. La Justicia está limitada porque la relación con otros países está a cargo del Poder Ejecutivo, argumentó. Apuntó así al rol de la Cancillería, que es la encargada de tramitar los exhortos al exterior, y de la Unidad de Información Financiera (UIF).

Es preciso que el Ministerio de Relaciones Exteriores y la UIF ponderen la necesidad de acciones sustantivas que se desplacen desde el plano formal típico de responder mediante notas los requerimientos judiciales, reclamó Delgado, y le pidió al juez que transmita su reclamo a los organismos.

Con respecto a la presunta omisión maliciosa en las declaraciones juradas, el fiscal insistió para que un grupo de sociólogos analice en profundidad los formularios que presentó el Presidente. La Oficina Anticorrupción ya concluyó que no hubo irregularidades.