El Comité Nacional de la Juventud Radical renovó sus autoridades recientemente, resultando electos los correntinos Valeria Pavón como Secretaria General Adjunta e Ignacio Orzusa en una de las secretarías de la Mesa Directiva.

(Corrientes Virtual). - “Necesitamos una organización genuinamente federal, porque Corrientes tiene mucho que aportar”, exclamaron en la ocasión, marcando fuerte presencia en un plenario concretado en Buenos Aires.

Los delegados nacionales de la Juventud Radical de cada una de las provincias de la República Argentina se reunieron el pasado 20 de diciembre en la sede partidaria de Alsina 1786 a discutir el futuro del movimiento político juvenil más grande de Latinoamérica. Allí se renovaron sus autoridades y por primera vez en la historia la presidencia de la JR Nacional pasó de una mujer a otra mujer.

Fue así que, en una tarde de mucha mística y folclore político, los jóvenes radicales decidieron en consenso que la nueva presidente de la Juventud Radical Nacional sea Belén Pérez de la provincia de Misiones, sucediendo así a Luciana Rached de Santiago del Estero.

“El mensaje es claro, necesitamos una juventud protagonista, que agarre las riendas de este país, como lo hicimos en la provincia de Corrientes de la mano de grandes dirigentes como el gobernador Gustavo Valdés”, dijo Pavón en la oportunidad, para alentar a sus correligionarios de todo el país.

Y consideró que la militancia de la rama juvenil del radicalismo debe encarar una militancia “con fuerza de trabajo y debate de argumentos para reflejar la pasión por el partido y por mejorar la sociedad”, por lo cual “necesitamos una organización genuinamente federal, porque Corrientes tiene mucho que aportar”, según expresó Pavón que también es Directora de Juventud de la Provincia de Corrientes.

En tanto, Pérez dijo que “necesitamos un radicalismo fuerte con más mujeres y jóvenes en su conducción, con mirada progresista para reconstruir el Estado y avanzar en una agenda de desarrollo con inclusión y oportunidades para hacer una sociedad más igualitaria”. La flamante presidenta tiene 28 años y es reconocida por su militancia por los derechos femeninos.