Como resultante de la reunión de funcionarios provinciales con la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios, Corrientes consiguió la aprobación de ese ente para la declaración de “Emergencia Nacional Agropecuaria” para 19 departamentos de la Provincia por los efectos del fenómeno de El Niño, que involucraron a unas 388.000 hectáreas.

 

La medida fue elevada al Poder Ejecutivo Nacional sugiriéndose su aprobación y, de acuerdo a lo manifestado por el ministro de Producción, Jorge Vara, la misma puede ser ampliada en virtud de que se atendió el hecho de que aún se trata de un proceso en desarrollo.

 

Así lo confirmó este viernes el ministro Vara que, en declaraciones a la prensa contó que la aprobación de la presentación de Corrientes, luego de que el jueves 4 de febrero junto al secretario de Agricultura y Ganadería, Manuel García Olano, participaran de la reunión de la Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria convocada por el Ministerio de Agroindustria de la Nación, y oportunidad en la que también otras provincias plantearon sus situaciones. En el caso de Corrientes, y como se había adelantado, se concretó una detallada presentación de los daños causados por el fenómeno climático y la misma apuntó a la recuperación de infraestructura afectada.

Puntualmente, la Comisión recomendó declarar el Estado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario, por el término de 6 meses, desde el 1 de diciembre de 2015 , a las explotaciones de las zonas de islas del Paraná; terrazas inundables de los ríos Paraná y Uruguay; y desembocaduras de los ríos Corrientes, Santa Lucía, Guayquiraró, Aguapey, Cuay y Mocoretá. Y que el 31 de mayo de 2016 es la fecha de finalización del ciclo productivo.

Como ya lo había indicado en otras oportunidades, el ministro Vara consignó que esta medida es la proyección nacional de la emergencia provincial agropecuaria y económica promovida por el Decreto 01/2016, luego de las intensas lluvias e inundaciones provocadas por El Niño ocurridas entre diciembre fines de 2015 y comienzos de este año. Esta primera medida alcanza a todas aquellas regiones afectadas por los avances de los ríos Paraná y Uruguay, sus costas y desembocaduras, terrazas inundables, como así de ríos y arroyos interiores.

El funcionario provincial se ocupó en consignar, sin embargo, que ésta promoción por parte de la Comisión “se aprobó con el planteo presentado de este momento”, ya que al tratarse de un proceso en evolución del fenómeno climático, la emergencia podrá ser ampliada “cuando haya señales de finalización”. En ese mismo sentido, indicó que la Comisión volverá a reunirse en marzo, y así sucesivamente en períodos de 30 días para ir analizando el avance del proceso.

Como se consignara antes del viaje de los funcionarios provinciales, el planteo hizo hincapié fundamentalmente en acciones que tengan que ver con la reparación de daños en materia de infraestructura como ser caminos, alcantarillas, puentes y drenajes afectados; y la profundización de las inversiones en acciones de mitigación y prevención. A través del desarrollo, utilización y adaptación de las nuevas tecnologías disponibles, la Provincia ya había encarado acciones preventivas que le dieron buenos resultados ante el suceso del fenómeno climático de El Niño que aún está en proceso de ocurrencia.