(Corrientes Virtual). - En un emotivo y sencillo acto desarrollado esta mañana en el Memorial del Desaparecido ubicado en el Cementerio San Juan Bautista, el Gobierno Provincial conmemoró el Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia, a 45 años del golpe militar que desencadenó la dictadura instaurada en nuestro país el 24 de marzo de 1976.

El acto fue encabezado por los ministros, de Coordinación y Planificación, Horacio Ortega y de Justicia y Derechos Humanos, Buenaventura Duarte, acompañados por el subsecretario de dicha cartera, Manuel Cuevas, familiares del del desaparecido correntino Rómulo Gregorio Artieda y referentes de organizaciones de derechos humanos, quienes depositaron ofrendas florales en el Memorial donde descansan los restos de Artieda, víctima del terrorismo de estado.

El ministro Buenaventura Duarte trajo el saludo especial del gobernador Gustavo Valdés en este día de reflexión para todos los argentinos y al expresar sus palabras, destacó en primer lugar el incansable trabajo de tantos dirigentes y representantes de las organizaciones de derechos humanos en Corrientes, al igual que las madres y familiares de detenidos y desaparecidos, que sin ánimo de venganza fueron siempre en pos de la Memoria, la Verdad y la Justicia.

“Es necesario seguir trabajando entre todos por un Nunca Más y por la unidad de los argentinos”, aseveró el funcionario provincial, señalando luego su pleno convencimiento en fortalecer “todos los días la democracia, hacia el país que soñamos y nos merecemos”.

Por su parte, el subsecretario Manuel Cuevas, manifestó que “reforzar la memoria es el camino para afianzar la democracia y las garantías constitucionales y decir Nunca Más al terrorismo de estado instaurado por la dictadura”, y enfatizó que el Gobierno de Corrientes trabaja de manera permanente en la protección de los derechos humanos, como parte de una política de estado.

Luego, Cuevas dejó en claro que en este día tan especial, el Gobierno expresa un permanente homenaje a las víctimas de la última dictadura militar, a “quienes le debemos un eterno reconocimiento por sus luchas por la justicia social”, haciendo extensiva la recordación a las madres correntinas, cofundadoras de las Madres de Plaza de mayo, organizaciones de derechos humanos y militantes políticos y sociales que dieron su vida por la libertad y los derechos esenciales.

“Que la juventud y las nuevas generaciones tomen conciencia de lo que pasó en esos años oscuros que fueron una verdadera tragedia para la Argentina y que valoren la vida en libertad y en democracia”, remarcó Cuevas, subrayando que este homenaje es para todos aquellos que padecieron la persecución, la tortura, las cárceles, las desapariciones y los crímenes, y a modo de cierre, sostuvo que “nosotros como estado, tenemos el deber y la obligación de afianzar el compromiso de trabajar por la plena vigencia de los derechos humanos”.

Cabe mencionar que el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia es el que recuerda en Argentina a las víctimas de la última dictadura militar, autodenominada «Proceso de Reorganización Nacional», que usurpó el gobierno del Estado nacional argentino entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983.

El objetivo es construir colectivamente una jornada de reflexión y análisis crítico de la historia reciente, para comprender los alcances de las graves consecuencias económicas, sociales y políticas de la última dictadura militar y comprometer a la sociedad de manera activa en la defensa de la vigencia de los derechos y las garantías establecidos por la Constitución Nacional, y del régimen político democrático.

La fecha fue establecida en el año 2002 por Ley de la Nación N° 25.633, cuyo artículo 1º establece: “Institúyase el 24 de marzo como Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia en conmemoración de quienes resultaron víctimas del proceso iniciado en esa fecha del año 1976”.