(Corrientes Virtual). - El gobernador Gustavo Valdés se expresó este jueves respecto a la flexibilización de las restricciones que se encontraban vigentes para la exportación de vaca conserva y manufactura a China, y que entraron a regir desde este lunes 4 de octubre luego de un acuerdo entre el Gobierno nacional y la Mesa de Enlace.

Al respecto, el primer Mandatario provincial consideró la medida de “insuficiente” y volvió a solicitar que “se abra completamente la exportación de carne, porque debemos cumplir con los mercados internacionales que, comparándonos, generan trabajo, dólares genuinos e impulso al campo”.

A través de su cuenta de Twitter, Valdés publicó que “la sola flexibilización de ventas de vaca conserva a China es insuficiente”. A lo que agregó entre otras cosas: “Volvemos a solicitar que se abra completamente la exportación de carne”.

Semanas antes, el titular del Poder Ejecutivo correntino comunicó su intención de que “revean” lo resuelto en esa oportunidad por los Ministerios de Desarrollo Productivo y de Agricultura de la Nación, que habían prorrogado hasta el 31 de octubre próximo las restricciones a las exportaciones de carne que iniciaron en mayo último. Consideró “equivocada” la medida por la pérdida de divisas que ello genera y sostuvo que en Corrientes perjudica a más de 20 mil productores, siendo la gran mayoría pequeños ganaderos.

Gustavo Valdés ya se había manifestado en contra de la medida ni bien se conoció. “Necesitamos revertir la equivocada decisión de restringir las exportaciones de carne, una medida que ha demostrado ser errónea e ineficaz. En Corrientes se afecta gravemente el trabajo de sus 22 mil productores, así como de trabajadores rurales e industriales”, había tuiteado el 19 de mayo.

De esta forma, rechazaba por primera vez la medida a las pocas horas de darse a conocer a través de la Resolución 75/2021 del Ministerio de Agricultura de la Nación, suspendiendo por el plazo de 30 días la aprobación de solicitudes de Declaración Jurada de Operaciones de Exportación de Carne (DJEC) respecto de los productos cárnicos de origen bovino. Desde entonces esta limitación continuó por medio de prórrogas, hasta la actual donde se establecieron una serie de flexibilizaciones.