Pese a que en Ituzaingó, Itatí y Paso de la Patria se estacionó la creciente, persiste el alerta porque el agua fluctúa lento en otros sectores. Hay imprecisiones en torno a los evacuados pero se arbitra la asistencia desde los entes de Defensa Civil provincial.

El fenómeno “El Niño” no sólo afecta por el crecimiento de los ríos sino también por la lluvia caída. En la parte Noreste de Esquina se conocieron algunas complicaciones en los accesos a los campos, que afecta a los productores de siembra y ganado.

A unos 30 kilómetros del centro, en el sector Noreste de Esquina, las zonas de pastajes se encuentran completamente bajo agua, escenario que preocupa, ya que allí los productores alimentan los animales, que ahora deben ser trasladados a otros sectores para mantener el peso y no perder la producción.

Juan Ramón Pernizza es uno de los emprendedores que se encuentra complicado en esa zona y compartió con época las imágenes del estado de los caminos. Si bien el hombre fue optimista al señalar que “estamos acostumbrados” a los eventos climáticos naturales, también es cierto que padece graves problemas de transporte para cuidar su ganado. “Los campos se encuentran en buenas condiciones pero sólo se puede llegar a caballo, por el estado de inundación”, dijo Pernizza a este diario.

El productor analizó, a su vez, que el fenómeno climático El Niño se diferenció de otros eventos ambientales anteriores, ya que en este caso se produjo en verano, lo cual da cierta ventaja para la evaporación del agua estancada.

“El sol es más intenso desde las seis hasta las 20 y ayuda a que se sequen los cominos pero con estas lluvias que no bajan de los 80, 90 y 100 milímetros, que además son continuas, es más difícil el proceso. Aparte, llueve mucho al Norte como es el caso de Mercedes y Curuzú Cuatiá y el agua baja por los arroyos que tapan los caminos. Desde el sector de la ganadería todavía no vamos a decir que nos está afectando pero los pastajes están cubiertos de agua”, destacó el hombre para referirse a la zona de alimento de animales.

Bruno Lovinson, subdirector de Defensa Civil e integrante del cuerpo de bomberos de Paso de la Patria, habló acerca del escenario de inundaciones en el interior provincial y en ese sentido destacó que persiste el alerta pese a que en algunas zonas se estacionó el caudal.

“En general se mantiene el alerta ya que los niveles todavía están fluctuando. Desde Ituzaingó a Esquina hay presencia de algunas familias autoevacuadas, es el caso de aquellos que viven de la ribera, son muchas las familias asistidas en la zona de Itatí, Isla Apipé, hasta la capital correntina, situación que se da desde hace unos 15 días, con asistencia fundamentalmente para los ladrilleros”, comentó Lovinson a época.

 

Alturas

Destacó que ayer algunos puertos amanecieron estacionados, tal como Ituzaingó que se quedó en 3,76 (en cuatro metros corresponde la evacuación), también Itatí con 7,30 (7,50 evacuación) y Paso de la Patria con 6,98, siendo siete metros la evacuación

 

El alerta persiste en enero y febrero

Desde Defensa Civil de la Provincia, Bruno Lovinson destacó que el alerta continuará durante todo el verano en Corrientes en virtud del fenómeno climático del niño.

Destacó que cerca del 12 de diciembre tendrán un panorama pormenorizado del comportamiento del río y de las precipitaciones en la zona de cobertura que abarca a toda la provincia. Sostuvo, además, que lo mejor en estos casos es mantenerse informado para adoptar las previsiones necesarias, sobre todo para aquellas familias ribereñas que viven de su producción en las costas.

 

Apretados, en playa de Paso de la Patria

La villa turística se encuentra muy asistida durante el feriado largo por el Día de la Virgen, pese a que la altura del río llegó a los 6,98 metros y faltaron apenas tres centímetros para que los organismos de Defensa Civil ordenaran la evacuación. Desde los entes sostienen que las condiciones están atadas a la posibilidad de lluvias que, de darse en abundancia, podrían afectar la situación de la costa. Anticiparon que dicho escenario se mantendrá en enero y febrero en la región.

 

 

Diario Época.-