(Corrientes Virtual). - El chofer de nacionalidad argentina quedó detenido por estar en infracción a la Ley 23.737 (Ley de Estupefacientes). El can antinarcóticos “Gina” alertó a los gendarmes.

Ayer, en horas de la noche, efectivos del Escuadrón 56 “Gualeguaychú”, mientras realizaban controles viales sobre el kilómetro 73 de la Ruta Nacional Nº 14, detuvieron la marcha de un transporte de cargas proveniente de la localidad misionera de Garupá con destino la ciudad de Pilar (Buenos Aires).

Al momento de la inspección, los uniformados sospecharon sobre diversas anomalías en el sector de la caja del rodado, al notar principalmente que el piso era nuevo y de madera, como así también que la pintura de los laterales se encontraba recientemente pintada. Esto fue lo que alertó a los gendarmes.

Inmediatamente, se contó con la participación del perro detector de narcóticos "Gina" quien, al arribar a la plataforma de madera, reaccionó de forma exaltada, rasguñando la superficie y marcando posteriormente la presencia de estupefaciente.

Seguidamente, ante testigos hábiles, se procedió a retirar la totalidad del piso, afirmando mediante pruebas de orientación, la existencia de dos paquetes rectangulares de “clorhidrato de cocaína” con 2 kilos con 153 gramos y 237 envoltorios de cogollos de marihuana con un peso total de 124 kilos con 989 gramos.

La Fiscalía Federal de Gualeguaychú y el Juzgado de la misma ciudad, orientaron la detención del conductor, la incautación de la droga y del rodado.