(Corrientes Virtual). - Los gendarmes detectaron el rodado cerca de la ciudad de San Ignacio, sin ocupantes y con el estupefaciente en su interior. El conductor del rodado evadió el control de la Fuerza y se dio a la fuga.

Ayer, al momento en que efectivos del Escuadrón 11 "San Ignacio" realizaban tareas de patrullaje por caminos secundarios que conectan con puertos clandestinos en el río Paraná en la zona de Paso Carreta, intentaron detener un vehículo Volkswagen Amarok que se aproximaba, pero el conductor realizó una maniobra brusca y huyó en dirección al centro de la ciudad de San Ignacio.

Luego de efectuar un rastrillaje en la zona, los uniformados hallaron la camioneta sin ocupantes, con dos cubiertas averiadas y con las puertas trabadas. Asimismo, detectaron tanto en la cabina como en el sector de la caja, la presencia de bultos que contenían "ladrillos" similares a los utilizados para el traslado de estupefaciente.

Con conocimiento del Juzgado Federal y la Fiscalía Federal de Oberá, los funcionarios trasladaron el operativo hasta la Unidad a fines de abrir el vehículo ante testigos, logrando extraer una bolsa tipo arpillera con cogollos de "cannabis sativa" y otras 12 que contenían 411 paquetes rectangulares  de marihuana.

Por disposición del Magistrado interviniente, el personal de Gendarmería secuestró un total de 341 kilos 124 gramos del estupefaciente, en infracción a la Ley N° 23.737.