Una menor de 11 años fue entregada por sus padres a dos hombres tras varios años de abusos sexuales, violaciones, golpizas y torturas. Ante la desesperación, la nena pudo contarle los hechos a la maestra de su escuela, quien rápidamente hizo la denuncia ante la justicia de Santiago del Estero.

(minutouno.com). - Según contó la víctima, en una de las últimas oportunidades su propia madre le había estrellado la cabeza contra la pared mientras que su padrastro la había azotado con una manguera.

Se trata de una alumna de una escuela del departamento Rivadavia, en la provincia de Santiago del Estero. La menor presentaba signos visibles de haber sufrido agresiones físicas y fue el pasado 8 de abril cuando pudo contarle a su maestra todo lo sucedido.

La docente indicó que su alumna habló durante una hora sobre el calvario que había vivido a partir de los cinco años entre maltratos y abusos sexuales.

En su declaración, la menor contó que su padrastro la había entregado a un hijo de él y al hijo de un amigo para que la violaran en reiteradas oportunidades al tiempo que la amenazaban con echarla de su casa si contaba lo sucedido.

Durante los últimos meses los golpes y agresiones por parte de su madre y su padrastro aumentaron: la azotaban y llegaron a encerrarla en una habitación sin agua ni comida.

En una de las oportunidades la nena logró escapar de su casa mientras que su madre gritaba “Tráiganla a la casa”. Fue la abuela de la nena quien la defendió: “¡Déjenla en paz o voy a avisar todo en la policía!”.

Sin embargo, la denuncia ante la policía llegó recién a principios de abril luego de que la maestra de la menor escuchara su declaración y se dirigiera a una comisaría para contar todos los detalles de lo sucedido.

La causa quedó en manos de la fiscal Andrea Darwich, quien dispuso una investigación de la que participaron policías, instructores, psicólogos y médicos.

Según informó El Liberal, la tutela de la nena de 11 años quedaría ahora en manos de su abuela.