(Corrientes Virtual). - Al ver a los uniformados, el conductor detuvo la marcha del automóvil y huyó hacia la zona montuosa, mientras que el acompañante quedó detenido. El can antinarcóticos "Laika" marcó la presencia de estupefaciente en la parte trasera del paragolpes.

En la madrugada de hoy, efectivos de la Sección "Jardín América" dependiente el Escuadrón 11 "San Ignacio" divisaron un vehículo Fiat Idea procedente de la zona de la Terminal de Ómnibus, que se desplazaba a gran velocidad, tomando la Ruta Nacional N° 12 en dirección Sur.

También te puede interesar: ITUZAINGÓ: Prefectura secuestró un cargamento de más de 5.300 kilos de marihuana

Esta situación motivó a que el personal de la Fuerza alertara a los integrantes de la Sección Núcleo, quienes realizaron las señales viales pertinentes al conductor del rodado a fines de que detuviera la marcha del mismo.

Al observar que el ciudadano abandonó el vehículo sobre la banquina y descendió del mismo, huyendo a gran velocidad hacia la oscura vegetación del lugar sin poder ser aprehendido, los gendarmes detuvieron al acompañante.

Seguidamente, se registró el automóvil con el apoyo del can detector de narcóticos "Laika", el cual reaccionó al pasar por sector del paragolpes trasero, detectando la existencia de estupefaciente.

También te puede interesar: Un detenido con más de 14 kilos de cocaína ocultos en una camioneta

Inmediatamente, los funcionarios profundizaron la requisa del rodado y hallaron 24 paquetes con picadura de marihuana y 4 bultos que contenían cogollos de la misma sustancia.

Intervino el Juzgado Federal de Oberá, quien orientó el secuestro de 21 kilos con 632 gramos de "cannabis sativa".