Pin It

El exceso de ácido úrico en sangre es uno de los factores que predisponen a tener gota, enfermedad que ha aumentado un 50 por ciento en las dos últimas décadas y que tiene una prevalencia del 5 por ciento en hombres mayores de 70 años en España, según los datos de la Sociedad Española de Reumatología -SER-.

(Cuidate Plus). - En los casos en los que los niveles elevados de ácido úrico dan lugar a esta patología se forman unos cristales de urato que se depositan en las articulaciones y otros tejidos. Aunque es una de las pocas enfermedades reumatológicas que se cura, la gota debe tratarse ya que, según los especialistas, puede dar lugar a lesiones articulares y afectar directamente a la calidad de vida del paciente.

Los expertos señalan que para reducir el ácido úrico hay dos aspectos cruciales: disminuir el peso (especialmente si está obeso) y mantener una alimentación equilibrada, sin olvidarnos de que en la dieta para controlar el ácido úrico no hay nada prohibido, pero sí limitado.

Respecto a la pérdida de peso, los especialistas destacan que debe realizarse poco a poco, ya que si la dieta es muy baja en calorías se produce también un incremento de los niveles de ácido úrico.

Las grasas animales y los alimentos ricos en purinas son los que deben limitarse. Entre éstos destacan las vísceras, los caldos concentrados, las salsas y las sopas hechas con trozos de carne. Pescados, principalmente pescado azul, como las sardinas, los boquerones, las anchoas, los salmonetes, las gambas, la caballa o los mejillones.

Otros alimentos que también tienen que reducirse son los cereales integrales y los productos elaborados a partir de ellos, como el pan integral; las legumbres, algunas verduras (champiñón, cebolla, espárragos, coliflor, espinacas), el café y el té.

Además, los expertos especifican que conviene seguir una alimentación que incluya huevos, lácteos, verduras (excepto las ya citadas), cereales no integrales, patatas, azúcar, pastas y miel.